Regionales Incidente

Tucumán: secuestraron vehículos y chatarra, pero se llevaron una maldición gitana

Los agentes de Tránsito retiraron vehículos que ocupaban la vereda y parte de la calle, mientras unas gitanas les decían de todo. Mirá el video.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
07/11/2019 -

Tucumán. Llegaron de manera sorpresiva. Una decena de agentes de tránsito motorizados, dos policías, tres grúas y un autoelevador. En cuestión de minutos, un Fiat Uno ya estaba arriba de la grúa.

Abajo, un grupo de gitanas insultaba en dos idiomas a los municipales. Nadie ahí imaginaba que, un rato después, una mujer dispensaría una maldición contra los agentes, publicó el diario La Gaceta.

La Dirección de Tránsito de la Municipalidad realizó un operativo sorpresa en las intersecciones de avenida Gobernador del Campo al 1.200, en la capital provincia, donde al menos tres familias gitanas viven en varias casas y galpones y acumulan vehículos de todo porte, escombros y chatarra en la vereda y parte de la calle.

"Esto no es de ahora, es de todas las semanas. Venimos siempre, les pedimos que retiren los vehículos y prometen que lo harán, pero no lo hacen", explicaba uno de los agentes de Tránsito mientras trataba de contener a las mujeres que habían salido a defender los bienes que usan para la compraventa.

Los hombres de la familia, desde niños hasta ancianos, se apuraban en mover otros vehículos hacia el interior de un galpón para evitar que terminaran en el corralón.

"Les dimos un plazo hasta el sábado para que saquen toda esa chatarra, limpien los escombros y despejen la vía pública. Ellos tienen que entender que más allá de sus costumbres, estas son las normas, y la vereda y la calle no son de su propiedad. Si no lo hacen hasta el sábado, vamos a ir con una topadora y vamos a despejar la calle y la vereda", aseguró Enrique Romero, subdirector de Tránsito y Transporte, quien estuvo al mando del procedimiento.

"Hay un Dios y los va a castigar. A todos ustedes. Los maldigo hasta el día que me muera", gritó una de las gitanas en un ataque de ira mientras los municipales se llevaban los vehículos. También se dio vuelta y se levantó la pollera.

"Esto es racismo"

Dos gitanas -entre ellas la que maldecía- decidieron hablar, pero sin brindar sus nombres. Para ellas, los procedimientos de Tránsito y de la Policía son atropellos y aseguran que siempre los maltratan, por el sólo hecho de ser gitanos.

"Esto es racismo y discriminación, es lo mismo que hacía Hitler con los judíos. No sé qué piensan estos 'ropa prestada'", dijo una de ellas a la Gaceta, en referencia a los uniformados. "Vienen todas las semanas sin previo aviso y se llevan nuestras cosas. Entendemos que ocupamos la vía pública, pero si nos avisan sacamos las cosas", agregó.

Las mujeres contaron que hace un tiempo la Municipalidad les retiró ropa que tenían colgada en un espacio verde frente a uno de los galpones donde viven, sobre la calle Alfredo Guzmán. Romero confirmó que lo hicieron, porque ocupaba la vía pública. "Como cualquier persona, a la ropa la tienen que colgar en su casa, nadie extiende su ropa en una plaza", dijo el funcionario. Pero ellas aseguran que los procedimientos siempre son violentos y que en esa ocasión le tiraron la ropa al canal que hay en ese sector.

"Nosotros no sabíamos que no se podía colgar ropa ahí. No tenemos espacio en la casa. Somos tres familias, entre 30 y 40 personas, con muchos chicos. Nadie nos escucha ni nos da una mano a nosotros, pero cuando hacen un allanamiento como el del otro día, rápidamente salen a decir que era en un campamento gitano", dijo la mujer, en relación a los operativos policiales que esta semana desbarataron una banda que se dedicaba a los fraudes con vehículos.


TAGS Tucumán
Dejanos tu comentario
Últimas noticias